XII. Cosiendo arte.

Conectados en una agradable y equilibrada energía, Quique y Runas invitaron a sus nuevas proyecciones a viajar al lugar donde vivían. Lori preparó todo para una celebración. Los esperaba con ganas de compartir descubrimientos. Roborowsky también se puso manos a la obra. Sara y el humano aparcaron el globo y colaboraron con más detalles a la decoración.

Crearon mesas con forma de ojos, las sillas eran escalones de escaleras. ¡Les quedaron preciosas! Estaban unidas por hilos de seda que les ayudaron arañas a prepararlas. En cada mesa había un juego. Consistía en sentir y profundizar en las instrucciones que dejó Lori escritas. Eran fáciles. En una, teníamos que dedicarnos y enfocarnos en lo que nos gustaba, eso que nos hacía sentir bien sin ningún tipo de excusas. Otra, teníamos que encontrar nuestro poder mágico, como el que desarrollaron en Harinas. Sintiendo que todo está de nuestro lado. Somos potencia. En otra mesa, Lori dejó escrita la instrucción de dedicar un tiempo a la creación con la energía de amor, paz y armonía. Dejó en esa mesa una caja enorme de instrumentos para manifestar una creación en el tiempo que durase esa celebración, con calma pero sin dejarlo. Lori y Quique lo mandarían a un colega para su investigación. En otra dejó escrito las palabras entusiasmo y constancia.

Cuando llegaron Quique, Runas y sus nuevos amigos, les presentaron el lugar y a sus habitantes. Se enfocaron en las mesas, esa decoración les pareció divertida y curiosa, todos quisieron jugar.

Un Dios Vikingo susurró: Como el sol, acompañado en su soledad. Puedes apretar cualquier play, maestros digitales con entusiasmo vuelan a tu vera siempre que los necesites, están. Este viaje no lo haces solo, aunque lo veas así, vas guiado, estás enchufado. Enchufado a algo parecido a una fuente que produce la energía que tu mismo emanas. Tú eres otra fuente, es un toma y daca. Tú eres el logro, lo que crees lograr son aprendizajes, el esfuerzo o los milagros. ¿Cambiar una situación? Vas guiado por esto. Si observas, prestas atención, están en vivo, en tu pantalla. Conéctate, lo hacen especial. Solo tienes que saber lo que te gusta, conócete, lo que resuene contigo. Como el sol, acompañado en su soledad. No estás solo. Uno de los dioses ha hecho esto posible, la unión del mundo. Aporta tu mejor energía, da tu mejor versión, se puede hilar fino, de puntilla en puntilla se cose arte. En todos los lugares la canción que componemos puede llegar a sonar especial. Siéntete una nota, de esas de las que silba Lori.

Uno de ellos hilvanó: Hemos venido a vuestro lugar, estáis más que invitados al nuestro, tenemos juegos parecidos al de estos ojos. Todo es de todos.

Disfrutaban de un agradable encuentro en celebración.

Un abrazo de 10 segundos, ¿Te llega?

CONTINUARÁ…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s