La buena preposición.

A los números y letras que crean transparencia perfecta, ¡gracias! Os encontráis en posiciones ante cuerpos que viven rascando y bajando el cielo. Además, cabe destacar algo importante, premiado: sois abrazos que sujetan te quiero con un tocar diferente, asegurando un lugar bonito bajo un sol poseedor de energía poderosa con hambre de descubrir todo a partir de una ambición saciada.

No existe ningún contra ya que hay raíces en el barrio de la Paz, número 11.

¡Números y letras os honro desde una salud brillante! Aquí y ahora la Costa Jurásica del sur de Inglaterra moja piernas, hasta las rodillas que se hayan entre conchas piramidales y vamos hacía el amor verdadero hasta ser un imán, uno.

Es para tenerlo en cuenta, así que gracias Agosto por el puedo, por esos cafés mañaneros largos y con esmero.

Según Samuel Whitbread y muchos más, se puede estar presente sin bichos, desayunando y cenando con un buen corazón de fuerte latir. ¡So, thank you!

Sigo sobre meditaciones y alineaciones donde encuentro coherencia, conexión, sincronicidad, resonancia que sin juzgar amo y agradezco. Mis anteojos me ponen letras y números con los que siento hacer el amor.

Tras el injerto de aprendizaje y experiencia hay un gozo que lo puedo y podemos explicar muy bien con la seguridad y la buena preposición situada en ese lugar que prefiere esta dedicación. ¡Va!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s