Gaviotas con vértigo.

Se ríen cuando pensamientos en coherencia se quedan anclados sin querer retornar a lo negativo de lo que es una verdadera sonrisa, (suele haber peros cuando no es solo aquí, ahora y con pocos años practicando lo incondicional) ese instante que duele la mejilla rozada por dientes con sabor a piña. Vuelve al juego, es cuando desaparece el mareo pudiendo mirar de abajo hacia arriba y de arriba abajo. Algún cambio hoy, pero por entonces no estaba mercurio en retrógrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s